En esta era siempre ha sido muy importante el cliente, es una de las bases de cualquier empresa o emprendimiento, como tratemos al cliente y como nos ve el cliente son los puntos primordiales.

Llegar a una clínica o consultorio médico y encontrar a la coordinadora de atención al cliente, vestida con un prominente escote, un top, unos tacones de Miss Universo y sin dejar pasar un maquillaje demasiado llamativo para las 6 am.

Sin duda alguna capta todas las miradas, la de los hombres por ver tan atractiva mujer y la de las mujeres al ver algo tan llamativo como una bambalina de Navidad.

Ahora las preguntas son, ¿eso es lo que quiere la empresa? ¿cuál es la manera más adecuada de vestir cuando se atiende al cliente? Cada quien tiene su personalidad para vestir, a cada quien le favorece cierto tipo de ropa, pero hay que adecuar la vestimenta a el lugar.

Estos son algunos consejos para vestir cuando atendemos al cliente, tanto para hombres como para mujeres:
• Presente su vestuario siempre limpio, planchado, sin descosidos y en orden.
• Cerciórese de que la talla no sea muy ajustada o pequeña.
• Las faldas deben tener una altura apropiada para el trabajo.
• Las blusas se deben usar de un largo moderado.
• Las blusas con tiras y escotes no son indicadas para la oficina.
• Los zapatos de tacón deben tener una altura adecuada y deben estar pulcros, limpios y conservados.
• Use con sobriedad los accesorios elegidos.
• Sea moderada con el uso del perfume.
• Recuerde que la exageración de accesorios que se utilicen, antes que mejorar la figura, le resta elegancia.
• En cuanto al maquillaje, debe ser discreto y de acuerdo al vestuario, de tal manera que permita una apariencia fresca y natural.
• El mínimo de maquillaje recomendado consta del uso de labial y rubor.
• Procure mantener las uñas limpias, bien cortadas y maquilladas con un color sobrio.